SELECCIÓN DE PERSONAL POR COMPETENCIAS

Encontramos y Seleccionamos el Mejor Talento para tu Empresa

Existen muchas maneras de encontrar talento para una empresa, pero no todas son igual de efectivas para cualquier empresa.

El proceso de selección pretende encontrar las mejores candidaturas para un puesto de trabajo, pero el mejor o la mejor candidatura se compone de muchas vertientes más allá de un currículum más o menos bien presentado.

Para encontrar un buen profesional para un puesto de trabajo, además de su currículum, estudios y experiencia, es necesario valorar su actitud y especialmente las competencias que esa persona tiene para desarrollar el puesto al que opta.

Esas competencias pueden ser habilidades técnicas, actitudes personales o estilos de relación con otras personas.

Beneficios de la Selección por Competencias 

Si los estudiantes con la implantación del Plan Bolonia han comenzado por el aprendizaje por competencias, las empresas deberían ponerse las pilas al respecto y empezar a contratar y evaluar a sus profesionales también por  competencias.

Ya no vale un análisis tradicional para la selección de un profesional, ahora es necesario ir más allá. Pero también el resultado a medio y largo plazo será mejor, porque estaremos seguros de que hemos elegido a un profesional que además de ser competente en sus habilidades profesionales va a saber gestionar el entorno de trabajo, la relación con los compañeros, la presión y mucho más.

En ARETÉ ACTIVA hemos diseñado un proceso sencillo que te permitirá implantar este método en tu empresa. En este vídeo te explicamos cómo lo llevamos a cabo.

¿ERES UNA EMPRESA Y QUIERES QUE TE AYUDEMOS A SELECCIONAR PERSONAS? 

Fases de un proceso de selección por competencias

#1.- Conocimiento de las competencias relevantes para el puesto

Conocer las competencias que lleva asociado el puesto de trabajo es clave para el éxito de la selección de personal. Si el puesto se ha creado recientemente, será necesario extraer la información de las competencias necesarias en puestos similares.

Si el puesto ya es conocido, será necesario evaluar detalladamente qué personas han desarrollado ese puesto con éxito y por qué lo han conseguido.

#2.- Definición de esas competencias relevantes

Una cosa es conocer qué competencias son claves para un  determinado puesto de trabajo y otra muy diferente definirlas correctamente para poder medirlas. Es importante definir qué competencias son más importantes y cuáles menos y así poder ponderar el resultado.

#3.- Medición de las competencias

Una vez conocemos las competencias y las hemos definido, durante el proceso tendremos que medirlas, para poder saber en qué grado están presentes en cada uno de los candidatos. Este proceso no es fácil, pero es necesario poder objetivar el proceso de selección y de las competencias asociadas.

#4.- Evaluación de las competencias de cada persona

Por último, procederemos a evaluar las competencias que reúne cada uno de las candidaturas al puesto. Poder medir nos permite tener datos objetivos para poder decidir qué candidaturas son más apropiados y cuáles menos para un determinado puesto de trabajo.

¿ERES UN PROFESIONAL Y QUIERES MEJORAR TU PUESTO DE TRABAJO? 

Start typing and press Enter to search