Gestionamos los procesos de mejora en más de 150 entidades del sector sociosanitario

Home / Capital humano / Gestionamos los procesos de mejora en más de 150 entidades del sector sociosanitario

Con el objetivo de concienciar a las empresas y organizaciones de las necesidades de mejora continua, en el año 2012, desde el XIV Convenio Colectivo Nacional de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad se puso en marcha una pionera iniciativa de desarrollo profesional y mejora organizativa que tenía como finalidad implementar, entre 2012-2016 un sistema voluntario que permitiera “la puesta en marcha de procesos de mejora organizativa por medio de la evaluación de competencias profesionales”.

De las más de 200 entidades del sector dela discapacidad de toda España que se sumaron a esta iniciativa, desde ARETé-activa estamos dando soporte metodológico y tecnológico a los procesos de evaluación por competencias en más de 150 empresas del sector sociosanitario, junto con las que hemos llevado a cabo la evaluación de más de 6.500 profesionales.

El apoyo que estamos ofreciendo se está realizando a través de nuestra herramienta informática de apoyo a la gestión de RRHH, en los procesos de evaluación y gestión de competencias, en las organizaciones y centros del sector de atención a las personas con discapacidad. Para ello, este software cuenta con un amplio catálogo de funcionalidades, una amplia base de perfiles y competencias profesionales que pueden adaptarse de forma sencilla a la realidad de cada empresa, así como con el apoyo de una aplicación web que permite enviar los cuestionarios de evaluación online de forma automática.

Se trata de una herramienta accesible a todo tipo de colectivos, que defiende la igualdad de derechos y oportunidades de desarrollo profesional para todo tipo de personas. Es una aplicación que aporta una gran agilidad, flexibilidad y descentralización, y que permite definir las necesidades de formación para cada persona. En conclusión, te posibilita saber “¿Qué es lo que necesita cada persona para que haga bien su trabajo?”.

Gracias a los resultados obtenidos en estos procesos de evaluación, las entidades han podido conocer cuáles son los aspectos que deben mejorar y fortalecer en su organización, y por consiguiente, cuáles son las competencias que hay que desarrollar para que cada persona pueda realizar su trabajo con la mayor eficacia y eficiencia posible. Para ello, esta herramienta ofrece una multitud de exhaustivos informes sobre el proceso de evaluación de las competencias profesionales. De entre ellos, se pueden conocer los resultados globales obtenidos por grupos diferenciados de perfiles profesionales, conocer el ranking de las competencias más desarrolladas por cada profesional y por el conjunto de la organización, conocer la evaluación que otras personas hacen de cada profesional, así como informes que ofrecen una serie de conclusiones sobre los puntos de mejora de cada persona y una orientación, a los responsables de RRHH, en el diseño de un plan formativo que ayude a desarrollar las competencias necesarias. Todo ello, con la finalidad de fomentar el cambio positivo dentro de una organización impulsando las oportunidades de mejora de los empleados.

La iniciativa propugnada por el XIV Convenio Colectivo Nacional de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad se planteó en dos fases. Un primera en 2012-2013, en la que las empresas debían realizar la evaluación de competencias de sus empleados, detectar aquellos puntos en los que deben mejorar (según el puesto que ocupan, la actividad de la empresa y el sector empresarial) y  diseñar un plan formativo y de desarrollo para conseguir los objetivos de mejora organizativa. Y una segunda fase, planificada entre 2014 y 2015, que finalizará de forma inminente, en la se debía de  realizar otra evaluación para conocer las mejoras adquiridas durante el tiempo de formación y plantear así otras oportunidades de mejora.

Este sistema de desarrollo organizativo ofrece la posibilidad de justificar  y respaldar aquellas mejoras para el conjunto de la organización (condiciones salariales, diseño de programas formativos, políticas de reconocimientos y recompensas, etc.). Se trata de un programa que busca la mejora profesional, por ello, las empresas y centros que hayan alcanzado los niveles de referencia esperados entre 2012 y 2015, percibirán  un complemento de desarrollo profesional en 2016.

Con el fin de cerrar estos dos ciclos, a inicios del año 2016 desde ARETé-activa organizaremos un encuentro a nivel nacional en Madrid con todas las entidades que han realizado la evaluación por competencias mediante nuestra aplicación de RRHH, para de poner en común los resultados y seguir en un camino de colaboración en este tipo de proyectos/iniciativas. Como aspecto destacable del trabajo realizado por nuestro equipo de expertos en la puesta en marcha de procesos de gestión por competencias, los centros y empresas a las que estamos dando asistencia han valorado los servicios recibidos con niveles de satisfacción muy altos.

Entre los aspectos mejor valorados, destacan la motivación de los profesionales a través de las entrevistas de devolución de resultados y apoyo al desarrollo profesional, (se entiende que es un momento complicado, donde se apoya con pautas y formación para hacerlo con más garantía), la mejora del clima laboral a través de la atención a las propuestas de la plantilla, mayor acierto en sus procesos de selección siguiendo los perfiles definidos, y una planificación más eficiente de acciones de formación basadas en los gaps identificados entre los valores obtenidos y deseados.

Con este tipo de medidas lo que se pretende es impulsar y mejorar la competitividad de las empresas a través de métodos que aporten eficiencia en la gestión del capital humano. Un factor que, cada vez más, supone un mayor reto para los profesionales que se dedican a la Dirección de Recursos Humanos, cuya misión la evolución de las organizaciones, dependerá del éxito conseguido en la implantación de programas formativos y de desarrollo profesional.

Para alcanzar este objetivo, las empresas deben dedicar grandes esfuerzos en diseñar e implantar sistemas de evaluación adaptados a sus empleados y organizaciones. En resumen, se trata de tener un mecanismo que permita conocer si las personas están realizando su trabajo según las competencias profesionales que el puesto exige tener, según la empresa en la que trabajan y el sector al que pertenece; gracias al cual, las empresas podrán tener una visión más real y consciente del talento aprovechado de sus trabajadores.

 

Artículos relacionados:

 

ARETé-activa

  •  Consultoría especializada en Desarrollo organizacional y Gestión del Capital Humano
  • Avd. Pío XII, 5, 1ª, Pamplona 31008. Navarra, España.
  • Tel: 948 199 613
  • Email: info@arete-activa.com

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Excelencia empresarialReunión con la Asociación Peruana de Empresas de Consultoría