In Igualdad

La inclusión masiva de mujeres en el ámbito laboral en las últimas décadas ha provocado numerosos cambios a nivel organizacional y también familiar, y aunque hoy en día la lucha por la igualdad de género en la empresa está en alza, aún queda mucho por hacer.

De dónde surge la desigualdad de género

La desigualdad de género es un fenómeno social y cultural en el que se discrimina a las personas por su sexo. Y es que tradicionalmente, las mujeres han sido relegadas a la realización de tareas domésticas y a la crianza de los hijos, dificultando el desarrollo de sus carreras laborales e incluso evitando que esto sucediera.

A nivel social, históricamente la mujer ha adoptado un papel de subordinación frente a su esposo y a nivel económico, las mujeres han recibido salarios inferiores por la realización del mismo trabajo que otros hombres.

Aunque podemos hablar en pasado, la realidad es que aún ocurre en muchos hogares y empresas españolas, lo que dificulta el avance hacia una política de igualdad en todos los ámbitos posibles.

Por suerte, cada vez más mujeres exigen la eliminación de la desigualdad de género reclamando sus derechos y exigiendo la implantación de un plan de igualdad en la empresa.

Dónde está la desigualdad de género en la empresa 

La desigualdad de género en una empresa se puede encontrar en muchos ámbitos; desde una política de selección que busque que la plantilla de trabajadores sea mayoritariamente masculina, hasta puestos directivos ocupados casi exclusivamente por el sexo masculino, así como salarios distintos entre hombres y mujeres que realizan las mismas tareas.

Pero no solo eso, sino que en muchas ocasiones se desestima el trabajo que realizan las mujeres porque se prevé que serán madres en poco tiempo y por tanto, dejarán de ser rentables.

En ocasiones, en el caso de que ya sean madres, se da por hecho que sufrirán imprevistos domésticos que las ausentarán de su puesto de trabajo, lo que también las coloca en un lugar de poca rentabilidad económica.

En realidad, todos los motivos por los que existe la desigualdad de género vienen propiciados por ese modelo social tradicional en el que el hombre ocupa un puesto superior a la mujer solo por dejar constancia de su masculinidad que es sinónimo de éxito y estatus.

Esto no quiere decir que todos los hombres se comporten igual, pero estamos en un punto en el que las creencias con las que hemos evolucionado hasta el día de hoy así lo marcan y es lento y costoso modificar ese punto de vista cuando ha sido el único durante muchos años.

Cómo afecta la desigualdad de género a la empresa 

Aunque existen planes de igualdad en las empresas y cada vez hay más mujeres en plantilla, el día a día es lo que cuenta.

Una mujer que sienta que no se valora su trabajo, ya sea porque su nómina no es la misma que la de su compañero que realiza un trabajo del mismo valor o porque no se le tiene en cuenta en los ascensos, se desmotivará y producirá tensiones inmediatas con la representación legal de las personas trabajadoras.

Además, si se da un caso de acoso, se van a llevar a cabo procesos judiciales que no solo van a producir una pérdida a la compañía, sino que van a otorgarle una fama inadecuada a la dirección de la misma que costará eliminar; proveedores que querrán dejar colaborar y mala prensa, entre otras consecuencias.

En definitiva, la desigualdad de género no es solo un inconveniente para el sexo discriminado (mayoritariamente mujeres), sino que también lo es para las empresas, ya que están afectando directamente a sus activos más importantes: su plantilla.

Aunque la igualdad de género empieza en el seno de cada familia, es necesario establecer políticas de igualdad en la empresa y proponer que los hombres también modifiquen sus jornadas para dedicar tiempo a su familia, entre otras medidas.

Cómo puede una empresa eliminar la desigualdad de género

Para eliminar la desigualdad de género en una empresa, es necesario que los cargos directivos estén convencidos de ello y que se lleven a cabo las políticas impuestas en el plan de igualdad si es que lo tienen ya implantado.

Tanto si tu empresa necesita implantar un plan de igualdad, como si ya lo tiene implantado pero necesitas un seguimiento y evaluación del mismo, puedes contar con la experiencia y el asesoramiento de ARETÉ ACTIVA, ya que utiliza una metodología ágil y contrastada para elaborar y evaluar planes de igualdad.

Es responsabilidad de todos modificar los roles que la sociedad ha impuesto a hombres y mujeres, y ha llegado la hora de sacar el máximo partido a la plantilla de tu empresa.

Esto se consigue eliminando todo atisbo de desigualdad de género en tu empresa; si tienes dudas de cómo llevarlo a cabo, ponte en contacto con nosotros: estaremos encantados de ayudarte.

DESDE ARETÉ ACTIVA TE AYUDAMOS A ELABORAR EL PLAN DE IGUALDAD DE FORMA ÁGIL Y EFICIENTE

Pasos plan de igualdad de genero ARETÉ ACTIVA

Recent Posts

Leave a Comment

Evaluacion-perspectiva-genero-programa-desarrollo-rural-navarra