In Retribuciones

Cada vez más empresas están dispuestas a dejar atrás los modelos tradicionales de retribución y se muestran favorables a explorar otras posibilidades. Poco a poco se van abriendo paso nuevas tendencias, con fórmulas más flexibles que permiten afianzar el talento, generar compromiso y aumentar la productividad de los trabajadores. Aquí tienes algunos ejemplos de políticas retributivas renovadoras que seguro te darán algunas ideas.

Una parte en el camino hacia el éxito empresarial es comprender que una estrategia retributiva eficaz es aquella que mantiene a los trabajadores motivados y fuertemente vinculados con los objetivos y valores de la empresa. Desde el punto de vista de los recursos humanos, la retribución es una herramienta que puede ofrecernos muy buenos resultados, si establecemos compensaciones enfocadas hacia las oportunidades de crecimiento, el reconocimiento personal y la conciliación de la vida personal y familiar.

Ser constructivo, ponerse en manos profesionales y abrirse a fórmulas que van más allá de lo que siempre se ha hecho en la empresa, son puertas para mejorar en todos los aspectos.

Sí, también en políticas retributivas es necesario innovar

¿Por qué? Pues porque vivimos en un escenario cambiante y los modelos conocidos no son eternos. Lo que hace veinte años era positivo y suficiente hoy puede ser incluso un lastre para el desarrollo integral que deseas para tu empresa. Te lo resumimos: se puede ir más allá de la nómina.

Las formas tradicionales de retribución -básicamente la compensación fija y la variable-, aplicadas de manera estandarizada, ya no motivan suficientemente a los trabajadores. Ni siquiera sumando los beneficios adicionales, como los descuentos en determinados servicios o los seguros de salud. Si bien no son estrategias agotadas, se puede afirmar que tienen mucho margen para enriquecerse en combinación con otros planteamientos.

La lenta recuperación de los salarios después de la crisis también ha contribuido a generar un interés creciente por las nuevas tendencias en modelos de retribución que pueden resultar significativamente más exitosos que los tradicionales. ¿Ponemos ejemplos?

#1 Salario emocional

¿Has pensado cómo se sienten tus empleados trabajando en tu empresa? Pues deberías, porque necesitas que tengan un compromiso profundo, que se sientan parte de un equipo y que trabajen con motivación. El bienestar y la satisfacción del trabajador es un valor intangible que empieza a pesar en la balanza.

Lo humano, cuenta: de eso hablamos cuando nos referimos al salario emocional. Y sí, puede formar parte de una estrategia integral de retribución.

¿Cómo abordarlo? Puede haber muchos factores, y de muy distinto tipo, que influyan en el bienestar de tus trabajadores. Estos son solo algunos:

  • El clima laboral. Es muy importante trabajar sin tensiones constantes e injustificadas. Si el lugar de trabajo tiene un ambiente tóxico, por la razón que sea, tienes un problema que debes abordar cuanto antes.
  • La colaboración. El trabajo en equipo sale más rentable que la competencia entre individuos. Y mejora el clima.
  • El entorno. Somos humanos y todos trabajamos mejor en espacios armónicos, bien iluminados, organizados, limpios y estéticamente agradables.
  • El espacio de ocio. Debe haber un lugar grato donde relajarse en los momentos de pausa en el trabajo.
  • La buena comunicación. Nada enrarece más una oficina que la opacidad. La información de interés debe transmitirse de manera clara y accesible para todos.
  • El feedback. Si tienes un trabajador motivado que propone mejoras, asegúrate de que se siente escuchado y de que sus propuestas son valoradas por quien corresponda. Si no, en muy poco tiempo tendrás a un trabajador frustrado que no se preocupará más que por cumplir en su jornada, y punto.

#2 Enfócate hacia la equidad

Es uno de los temas que más malestar generan en el entorno laboral: saber que el compañero de la mesa de al lado gana más que tú. En la medida de lo posible hay que aplicar fórmulas que busquen el equilibrio entre la equidad interna y la competitividad externa.

políticas retributivas que funcionan

#3 Reduce la brecha de género

O directamente hazla desaparecer. No es solo una reclamación social, es que está demostrado que el hecho de que las mujeres cobren menos que los hombres supone una fuente de desmotivación y una fuga constante de talento que las empresas no se pueden permitir.

#4 No lo centres todo en los resultados

Es una tendencia tratar de reducir la relación directa entre salario y resultados, ya que estos son mejores si se incorporan elementos de flexibilidad, por ejemplo ampliando los plazos para la consecución de objetivos, trasladando el peso del individuo al equipo, centrándose más en el rendimiento futuro y no tanto en la labor desempeñada en el pasado, etc.

#5 Flexibiliza

Hay que perderle el miedo a la palabra flexibilidad. Los tiempos cambian, y la fórmula de horarios inamovibles y 100 % presenciales tiene variantes más ventajosas para todas las partes.

Muchas empresas están ya ofreciendo a los trabajadores que lo solicitan la posibilidad de realizar una parte de la jornada laboral en casa, mediante la fórmula del teletrabajo. Es cuestión de organización y de establecer objetivos. El trabajador puede disponer su tiempo de la manera más conveniente y atender asuntos personales en horario –tradicionalmente- laboral, sin dejar de cumplir con sus tareas.

Tu plan retributivo, que sea a medida

Como decíamos, las estrategias estandarizadas están quedando atrás. Aplicar la misma política de retribución a todas las empresas es ineficaz por definición, y por eso los nuevos modelos pasan por el estudio pormenorizado de cada empresa en particular y el diseño de un sistema de compensaciones a medida que saque todo el partido a tu capital humano.

Los nuevos modos de retribución son, por tanto, un reto para los profesionales de los recursos humanos, capaces de ofrecer propuestas de gestión que den respuesta a las demandas de las compañías. Por eso, lo aconsejable es solicitar ayuda profesional, tanto para el diseño como para la implantación del nuevo sistema.

Si estás pensando en renovar el sistema de retribución de tu empresa, consúltanos. En ARETÉ podemos ayudarte a darle un nuevo sentido mediante soluciones personalizadas.

Recent Posts

Leave a Comment

tipos de sistemas retributivosPros y contras de la retribución flexible.