In Clima laboral

En ocasiones puede resultar difícil ir a trabajar por el simple hecho de que el ambiente en tu empresa no es el más adecuado.

Es normal. Pasas tantas horas desempeñando tu puesto laboral que es inevitable que te afecte lo que ocurre a tu alrededor, e incluso es posible que estés directamente perjudicado por un mal clima laboral.

Hoy queremos ayudarte a mejorar el ambiente de trabajo de tu empresa mediante una serie de estrategias muy fáciles de aplicar, porque si los empleados están cómodos en sus puestos de trabajo se sentirán motivados y su productividad será mayor.

En definitiva, se trata de un «dar para recibir». Si te esfuerzas en que en tu empresa vaya todo bien, lo recibirás de vuelta en forma de beneficios y productividad.

¡Toma nota!

#1 Los empleados son personas, no números

Aunque el objetivo final de una empresa sea que esta resulte rentable, la realidad es que los empleados son los activos más importantes, ya que sin ellos no se desempeñaría ninguna actividad por la que percibir beneficios.

Los empleados necesitan apoyo, ser escuchados y tenidos en cuenta, y para eso lo mejor es que estén divididos por departamentos con un responsable a la cabeza que tenga dotes comunicativas y que se preocupe por el bienestar de su equipo.

Si un empleado tiene algo que decir, se le ha de escuchar. Si otro se pone enfermo, se le ha de respetar.

Se trata de fomentar la confianza de los empleados hacia sus superiores y de que sientan que están trabajando para una empresa que realmente piensa en ellos.

Automáticamente, ir a trabajar deja de ser un suplicio porque cuando las relaciones entre empleados y superiores van bien, todo es mucho más fácil.

#2 Reconocer los hitos de los empleados

Que la obligación de cualquier empleado es hacer bien su trabajo no es ninguna novedad; sin embargo, en ocasiones es necesario reconocer los logros de tus trabajadores para mantener su motivación diaria.

Además, esto es tan sencillo como reunirse durante 15 minutos con dicha persona y agradecerle personalmente su esfuerzo y dedicación. Unas palabras amables así de un superior a un empleado van a ser siempre un acierto.

Si te apetece ir más allá, hasta puedes establecer un programa de recompensas en tu empresa. No funcionar por objetivos, que puede tener connotaciones negativas, pero sí reconocer los hitos que se vayan consiguiendo mediante ascensos, extras en el sueldo e incluso regalos de cualquier tipo.

#3 Crea programas de desarrollo

La gran mayoría de empleados de una empresa quiere evolucionar en su puesto de trabajo y conseguir ascender.

Si en tu empresa no hay ningún tipo de programa que los empleados puedan seguir para conseguir escalar puestos, van a acabar desmotivados porque no tendrán un objetivo que perseguir.

Estos programas de desarrollo pueden ser de muchos tipos: desde cursos financiados por la empresa hasta prácticas dentro de otros departamentos.

La intención de todo esto es que el conocimiento de los trabajadores no se quede estancado y que puedan seguir evolucionando dentro de la empresa.

Buen ambiente en el trabajo

#4 Flexibilidad laboral

¿Te has planteado las mejoras que puede aportarle a tu empresa el hecho de que haya un horario flexible de entrada y salida?

Cada persona tiene sus circunstancias y darle la oportunidad de que gestione su tiempo, va a hacerle confiar mucho más en la empresa para la que trabaja.

Madres y padres con hijos que tienen que llevarles a la escuela, personas que se desplazan desde muy lejos o cualquier otra casuística que requiera de una flexibilidad horaria en el trabajo.

Y no solo hablamos de flexibilidad horaria.

Tal vez es posible desarrollar la actividad laboral desde casa y dar la oportunidad de que esto sea así, puede salvarle el día a más de uno.

Obviamente, dentro de esta opción entra en juego otro concepto que es de vital importancia para que el clima laboral sea positivo, y es la confianza.

Si un empleado trabaja desde casa, se da por hecho que lo va a hacer. En caso de que no sea así, ya se tomarán las medidas oportunas, pero en un primer momento hay que confiar en los empleados.

#5 Organiza actividades de Team Building 

Que puedas compartir momentos con los empleados de tu empresa fuera de la oficina, va a estrechar vuestra relación.

Organiza alguna comida o alguna actividad de Team Building para conoceros mejor y estrechar lazos algún fin de semana. Así también podrás conocer a las familias de los trabajadores y entender mucho mejor la situación personal de cada uno.

Te aseguramos que cuando volváis el lunes al trabajo, todo será mucho más llevadero.

ARETÉ-ACTIVA te ayuda con el clima laboral de tu empresa 

Desde ARETÉ-ACTIVA podemos ayudarte a que el ambiente laboral de tu empresa sea mucho más positivo y que tus empleados estén más motivados.

Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso para que podamos estudiar tu propuesta y ver de qué manera podemos mejorar el día a día de tu negocio.

El bienestar de tus empleados está en tus manos, ¿qué vas a hacer a partir de ahora?

Recent Posts

Leave a Comment

cocreacion-aumento-productividad