In Igualdad

Cada vez es más frecuente escuchar hablar de la igualdad en la empresa y de que tanto hombres y mujeres tienen la misma valía en un puesto de trabajo.

Y es que realmente es así. Por eso, ya se están tomando medidas legales al respecto y se van a ir incorporando progresivamente los planes de igualdad en las empresas.

A partir del mes de marzo de 2020, las empresas de más de 150 trabajadores estarán obligadas a tener uno. En marzo de 2021 ya afectará a las empresas que tengan más de 100 trabajadores y en el 2022, las empresas de más de 50 trabajadores también tendrán que aplicar estas medidas.

Desde ARETÉ ACTIVA podemos elaborar el plan de igualdad de tu empresa desde hoy mismo, porque en algunos casos es necesario aplicarlo desde ya debido al convenio colectivo al que está acogido tu negocio, o porque te lo ha exigido la Inspección de Trabajo o porque quieres participar en un concurso público y éste es un requisito o un aspecto a valorar en la licitación.

De todos modos, hoy queremos hablarte de algunas prácticas que puedes llevar a cabo en tu día a día para asegurarte de que existe igualdad en tu empresa.

¡Toma nota!

#1 Igualdad de oportunidades en el acceso al empleo 

En el caso de que haya que realizar algún reclutamiento en tu empresa o bien alguna promoción, desde RRHH se deberá tener en cuenta el perfil profesional del candidato independientemente de su sexo.

Si tomamos ejemplo de otros países europeos, los currículums que se utilizan allí no llevan fotografía alguna e incluso no se indica ni la edad, ni el lugar de nacimiento, ni el sexo.

Así, se tiene en cuenta a la persona por sus conocimientos y experiencia sin tener prejuicios sobre la misma al recibir su candidatura y ver su foto o su sexo.

Es una medida que puede parecer muy drástica, pero que se practica desde siempre en otros lugares de los que debemos tomar ejemplo.

Por otro lado, también deberías tener en cuenta la cantidad de hombres y mujeres que hay en el departamento en el que existe la vacante.

Si hay más hombres que mujeres, deberás intentar buscar una mujer para que ocupe el puesto. En el caso contrario, quizá sea mejor un hombre que equilibre el número de personas de ambos sexos.

Recuerda que la igualdad es bidireccional y que no solo hablamos de oportunidades de empleo para las mujeres, sino también para los hombres.

#2 Fomento de la corresponsabilidad

Aunque a día de hoy el permiso de paternidad está en vías de ampliación, sigue siendo insuficiente para ambos progenitores.

El cuidado de un recién nacido va mucho más allá de las 16 semanas que se otorgan por ley a la madre, sobre todo si este es alimentado a través de lactancia materna.

Una manera de ofrecer igualdad en la empresa entre hombres y mujeres que acaban de ser padres, es ofrecerles la posibilidad de reducir sus jornadas de trabajo y además flexibilizarlas para que puedan combinarla con la vida familiar.

Hablamos de conciliación. De que la mujer no tenga que sacrificar su carrera profesional por ser madre, ya que en el cuidado de un hijo están implicados los dos.

Por otro lado, en el caso de existir parejas homosexuales que también han tenido hijos, habría que ofrecerles las mismas oportunidades independientemente de si han contraído matrimonio o no, algo totalmente opcional a la hora de formar una familia.

Igualdad en el trabajo

#3 Brecha salarial

Te proponemos que revises los salarios de hombres y mujeres que estén dentro del mismo rango o categoría, que tienen las mismas responsabilidades o un trabajo de igual valor y que compruebes si sus sueldos son exactamente iguales. Ya sabes que la ley obliga a que todas las empresas tengan un análisis de los salarios  desglosados en cada grupo profesional por hombres y mujeres.

¿Lo son? ¡Enhorabuena! Estás un paso más cerca de poder decir que trabajas por la igualdad en la empresa.

Si no son iguales, entonces plantea medidas para solucionarlo. ¿Por qué no tienen el mismo salario dos personas que desempeñan el mismo trabajo? ¿Quién gana más?

Una medida muy eficaz para acabar con esta brecha salarial y acercarte a tus empleados por tus buenas prácticas en cuanto a igualdad en la empresa es analizarlos, y revisarlos para que estos se igualen y, además, realices algún comunicado oficial informando de esto.

Conseguir igualdad en la empresa es fácil si sabes cómo 

Aunque aquí te hemos dado 3 ideas rápidas para que apliques a favor de la igualdad en tu empresa, la realidad es que hay muchas más.

Entre ellas está el establecimiento de un Plan de Igualdad como te hemos dicho al principio y del que nos podemos ocupar totalmente en ARETÉ ACTIVA.

No nos cansaremos de repetirlo nunca: una empresa que valore a sus empleados y que ofrezca las mismas oportunidades, va a tener personas más felices y productivas trabajando.

Eso se traduce incluso en un menor absentismo y bajas por problemas personales, y en una mayor fidelización y retención del talento. Aplicar buenas prácticas en tu empresa le va a traer beneficios directos a tu negocio.

Además, hoy en día las cosas se están poniendo serias en cuanto a este tema, ¡y eso está bien! Así que cuanto antes te subas al tren del cambio, mucho mejor para ti, para tus empleados y por ende, para tu empresa.

¿Cuándo empezamos?

Recent Posts

Leave a Comment

foto-proyecto-promociona-7.5-esadeplanes-de-igualdad-empresas-mas-50-trabajadores