In Clima laboral, Igualdad

Si tienes un negocio, es más que probable que hayas oído hablar del Plan de Igualdad de empresas que muchas organizaciones están obligadas a tener. Y es que dependiendo de una serie de factores, esto deja de ser un acto voluntario para convertirse en una obligación para la empresa.

No obstante, aunque tu empresa no cumpla los requisitos para tener que implantar un Plan de Igualdad de forma obligatoria, hacerlo voluntariamente va a darle a tu empresa una serie de beneficios.

¡Vamos a contártelo todo!

Qué es un Plan de Igualdad de empresas

Según el Art. 46 de la Ley Orgánica 3/2007, un Plan de Igualdad es un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.

Es decir, un Plan de Igualdad en la empresa busca la paridad de oportunidades entre hombres y mujeres mediante una serie de actuaciones sobre las que se irá realizando un seguimiento y se evaluará su consecución en el tiempo.

Entre estas actuaciones se encuentran el acceso las relacionadas con el acceso al empleo, la promoción y formación, retribuciones, la conciliación laboral, personal y familiar y la prevención del acoso sexual, entre otros.

Cuándo es obligatorio establecer un Plan de Igualdad en tu empresa

No todas las empresas están obligadas a contar con un Plan de Igualdad. Depende de varios factores que te detallamos a continuación:

#1 Empresas de más de 50 trabajadores

El reciente Real Decreto-ley de 1 de marzo de 2019, de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades en el empleo y la ocupación, establece un plazo de tres años para que las empresas de más de 50 trabajadores elaboren y apliquen un plan de Igualdad, dos años para las de 100 a 150 y un año para las de 150 a 250. Hasta ahora solo era obligatorio para empresas con más de 250 trabajadores. Por otro lado, las empresas están obligadas a inscribir dicho plan en el Registro de planes de igualdad de las empresas, que se desarrollará reglamentariamente.

En estos casos, la empresa deberá elaborar y aplicar un Plan de Igualdad que será negociado con los representantes de los trabajadores de la forma que determine la legislación laboral.

Conviene destacar que este mismo Real Decreto introduce como novedad en nuestro ordenamiento el concepto de ‘trabajo de igual valor’, que conlleva el que la empresa llevará un registro con los valores de los salarios, al que podrán acceder los trabajadores a través de su representación sindical o del delegado de personal.

#2 Cuando lo establezca el convenio colectivo 

Independientemente del número de trabajadores que tenga la empresa, si el convenio colectivo al que es aplicable indica que es necesario contar con un Plan de Igualdad, la empresa deberá implantarlo en los términos previstos en el mismo.

#3 Cuando las autoridades así lo exijan 

Una empresa puede verse con la obligación de tener que implantar un Plan de Igualdad si la autoridad laboral así lo ha acordado tras un procedimiento sancionador.

plan de igualdad empresas

Objetivos del Plan de Igualdad en la empresa 

Mediante la implantación de un Plan de Igualdad la empresa refuerza el compromiso con sus trabajadores, tanto hombres como mujeres, y pretende conseguir:

  • La eliminación de las discriminaciones por razones de sexo.
  • La modificación de la conducta de hombres y mujeres basada en ideas de inferioridad o superioridad.
  • La igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
  • Prevenir el acoso sexual o el acoso por razón de sexo.
  • Mejorar la conciliación personal, familiar y profesional.
  • Implantar un código de conducta que proteja a la empresa y a los empleados.

Todos estos objetivos serán los que se vayan evaluando con el tiempo a fin de determinar si se está llevando a cabo correctamente la aplicación del Plan de Igualdad.

Beneficios de implantar un Plan de Igualdad en tu empresa 

Son múltiples los beneficios que puede obtener la empresa que, aunque no esté obligada a hacerlo, decida implantar un Plan de Igualdad.

  • Los trabajadores se verán reconfortados por estas medidas adoptadas; la conciliación, la prevención de la discriminación, entre otras, mejorará su compromiso con la empresa.
  • La imagen de la empresa se ve beneficiada de cara a la competencia.
  • Acceso a subvenciones públicas, ya que cumplirán los requisitos sobre las políticas de igualdad.

En términos generales, una empresa que trabaje por el desarrollo correcto de un Plan de Igualdad está destinada a tener una imagen más actual y comprometida, traduciéndose en menor cantidad de demandas por discriminación sexual y mayor apego por parte de los trabajadores al verse beneficiados por políticas de conciliación.

Cómo implantar un Plan de Igualdad en tu empresa

Un Plan de Igualdad se confecciona a medida de cada empresa en función de las necesidades que presente, aunque se recomienda que se elabore siguiendo un proceso de participación y negociación.

Si el acuerdo no es posible, la dirección puede poner en marcha un Plan siempre que se haya negociado intentando llegar a un acuerdo y en el que quede concretado:

  • La estructura del plan y sus distintas fases.
  • El plazo para la ejecución de las medidas previstas en el Plan.
  • La creación de una Comisión de Igualdad que sea paritaria.

Un Plan de Igualdad recoge el compromiso de la empresa con la integración de este principio y la creación de la Comisión de Igualdad. Después, sigue con la realización de un diagnóstico en el que se detectan las áreas que requieren de la aplicación de medidas de igualdad y se establecen los objetivos que se desean alcanzar.

Estas áreas pueden ser aleatorias, pero las más comunes establecidas por ley son las ya comentadas anteriormente: acceso al empleo, condiciones salariales, conciliación laboral, personal y familiar, acoso sexual, entre otras.

A través de las propuestas de medidas y negociación acordadas, se comienza con su implantación y posterior seguimiento y evaluación.

Un Plan de Igualdad se desarrolla de forma progresiva y puede sufrir cambios constantes en función de las necesidades que vaya detectando la organización de la empresa durante el seguimiento del plan.

Aunque cada fase tiene su importancia, el diagnóstico es el punto en el cual se establecen los cimientos del plan, ya que revelará las carencias de la empresa en materia de igualdad.

Para realizar este diagnóstico, se analiza detalladamente las situaciones de igualdad entre hombres y mujeres a través de actividades de recogida de información, encuestas anónimas y debates internos.

Desde ARETÉ ACTIVA realizamos todas las fases necesarias para establecer un Plan de Igualdad en tu empresa. Nuestra metodología está alineada con las recomendaciones que realiza el Instituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Además, desde octubre de 2018, ARETÉ ACTIVA es la asistencia técnica del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI/NABI) para impulsar la integración efectiva del principio de igualdad en las empresas y organizaciones de Navarra, desarrollando labores de asesoramiento, investigación, dinamización de agentes clave y elaboración de propuestas metodológicas.

Te garantizamos discreción y absoluta confidencialidad en toda la información que nos facilites, obtengas o recojas durante la ejecución del Plan de Igualdad. De la misma manera te garantizamos la alineación e integración del Plan de Igualdad con la estrategia empresarial.

¿Por qué ARETÉ ACTIVA para elaborar el Plan de Igualdad de tu Empresa?

Porque gracias a nuestra experiencia somos capaces de conseguir y analizar la información adecuada con el objetivo de ser lo más realistas posibles y ajustarnos a las expectativas de la organización.

Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso. ¡Te esperamos!

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search