In Retribuciones

Muchos empleados reciben, además de su salario habitual, un salario en especie que está formado por bienes y servicios y que está reconocido y regulado por el Estatuto de los Trabajadores. También se le conoce como retribución flexible y da la opción de recibir el salario completo de muchas formas distintas.

¡Vamos a verlo en detalle!

Requisitos para percibir un salario en especie 

Para que un salario en especie cumpla los requisitos establecidos por el Estatuto de los Trabajadores, tiene que:

  • Ser convertible en dinero.
  • Tener un precio inferior al normal del mercado.
  • Consistir en la obtención, disfrute y consumo de derechos, bienes y servicios a nivel particular.
  • Ser atribuible a un trabajador de forma individual.
  • Tener relación con el trabajo desarrollado y estar acordado contractualmente.

Por otro lado, el salario en especie no puede superar el 30% del salario total y además, el salario monetario no puede quedar inferior al salario mínimo interprofesional.

Ejemplos de salario en especie

Existen multitud de opciones para realizar pagos en especie y dependerá de la empresa en cuestión a cuáles puede acceder el trabajador. Aquí te dejamos algunos ejemplos que te ayudarán a entender el concepto.

#1 Transporte de empresa

Si la empresa se encuentra en un polígono industrial o en alguna zona de difícil acceso, es posible que tenga contratado un servicio de autobús para transportar a sus trabajadores, ya sea desde la ciudad más cercana a la empresa o bien, desde la parada de transporte público más cercana hasta la empresa.

Este transporte busca facilitar la llegada de los trabajadores a su puesto de trabajo.

#2 Comedor

Multitud de empresas disponen de un salón comedor en el cual pueden comer sus empleados.

En ocasiones, los empleados no tienen que pagar nada y a veces, solo han de pagar un módico precio por degustar un menú completo de dos platos, postre y bebida.

Si la empresa se encuentra bien ubicada, probablemente también ofrezca la posibilidad de elegir la opción de tickets restaurante. De esta forma, se descuenta el importe de estos tickets del sueldo bruto del empleado y comer cada día fuera, le acaba saliendo más económico de lo habitual.

#3 Acciones de la empresa

En ocasiones, y para aumentar el sentimiento de pertenencia a la empresa, es posible que la empresa ofrezca la posibilidad de adquirir participaciones o acciones de la propia empresa.

#4 Casa

Ya sea una vivienda que es propiedad de la empresa o bien alquilada, el trabajador puede vivir en ella mientras dure su relación laboral; a veces totalmente gratis o en ocasiones pagando una cantidad simbólica por ella.

Este tipo de pago en especie suele realizarse cuando el trabajador está desplazado de forma temporal, o si su traslado es fijo, se pone a su disposición hasta que consiga establecerse en la nueva ciudad.

#5 Coche de empresa

Ya sea para traslados durante la jornada laboral e incluso durante la vida privada, muchas empresas entregan un coche a sus trabajadores como pago en especie.

#6 Seguro médico

Corriendo a cargo de la empresa, el trabajador disfruta de un seguro médico privado. En ocasiones no solo para él, sino también para toda su familia.

Qué es el salario en especie y ejemplos

#7 Plan de pensiones

Algunas empresas contratan un plan de pensiones a nombre del empleado en el que van ahorrando por él las primas.

#8 Tickets guardería

Para facilitar la vida familiar, muchas empresas ponen a disposición de sus trabajadores la posibilidad de pagar la guardería de sus hijos directamente del sueldo bruto, al igual que los tickets restaurante.

De esta forma, el ahorro de pagar así la escuela infantil es considerable.

#9 Teléfono de la empresa

Una empresa puede entregar a sus empleados un dispositivo móvil con línea telefónica que podrá utilizar tanto en sus horas de trabajo como en su vida privada.

La factura de la compañía telefónica correrá a cargo de la empresa.

#10 Comprar tecnología a través de la empresa

Muchas empresas ofrecen la posibilidad a sus empleados de adquirir ordenadores, tablets y teléfonos móviles, entre otros, a través de alguna oferta o convenio que ha conseguido la empresa con un distribuidor de tecnología.

De esta forma, los empleados se benefician de estos productos de una forma mucho más económica.

Cotización del salario en especie

Aunque sea en especie, sigue siendo salario y por tanto, está sujeto a retención a cuenta del IRPF. Esto quiere decir que la retribución flexible recibida en especies se tiene en cuenta para el cálculo de la base reguladora de las prestaciones por desempleo.

Y es que lo que cotiza el trabajador es el salario en su totalidad. Por eso, las especies que recibe el empleado han de ser cuantificables monetariamente y estas aparecer en su nómina.

No obstante, existen algunas excepciones que son difíciles de cuantificar:

  • Utilización de coche o vivienda de empresa.
  • Préstamos concedidos con intereses inferiores al legal.

En estos casos, existe un Real Decreto que regula la cotización de estos bienes entregados al trabajador.

Por otro lado, muchos de estos tipos de salarios en especie pueden deducirse de la declaración de la Renta hasta unas determinadas cuantías. Es preciso consultar la normativa reguladora del IRPF para conocer la casuística concreta.

Salario en especie, ¿sí o no?

La realidad es que depende mucho de las circunstancias del propio trabajador y de las ventajas que le suponga acceder a estos beneficios que le ofrece la empresa.

Aunque por lo general, el principal objetivo de un salario en especie es tener trabajadores más satisfechos e involucrados con la empresa, ya que estas especies pueden ayudar a que el trabajador se organice mejor en el día a día e incluso tenga una mejor conciliación familiar-laboral.

Desde ARETÉ-ACTIVA podemos ayudarte a estipular los salarios en especie de tu empresa. Ponte en contacto con nosotros, ¡te estamos esperando!

Recent Posts

Leave a Comment

Pros y contras de la retribución flexible.