¡ NOVEDAD ! AYUDAMOS A ELABORAR EL PLAN DE IGUALDAD DE TU EMPRESA. MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

¿Has pasado días preguntándote cómo hacer que tu negocio sea atractivo para las personas con talento?

Esta pregunta es, quizá, una de las más comunes en las organizaciones, y por eso en este post descubrirás cómo diseñar una empresa atractiva para atraer talento.

Más que buscar empleados perfectos es fundamental que tu organización sea tan valiosa que todas las personas quieran trabajar en ella. De esta manera no será necesario convencer a lo/as aspirantes a un determinado puesto a quedarse en tu empresa, ¡pues serán ellos y ellas quienes desearán trabajar ahí!

Importancia de tener una empresa atractiva

No es un secreto que cada día es más sencillo automatizar los procesos empresariales; sin embargo, hay algo de lo que no puedes prescindir en tu empresa (al menos no por ahora), y es del talento humano.

De ahí nace la importancia de tener una organización atractiva. ¿Cómo lograrlo? Dando un valor distinto a tus puestos de trabajo y ofreciendo propuestas tan irresistibles que los y las profesionales más capacitados quieran formar parte de tu empresa.

Y con propuestas irresistibles no nos referimos solo al incentivo salarial, sino a algo más profundo. Se trata de crear una imagen laboral impecable y una cultura capaz de desarrollar el sentido de pertenencia entre todos los empleados.

Claves para atraer talento valioso 

Si aplicas las siguientes claves estamos seguros de que a tu empresa llegarán profesionales con grandes capacidades.

Ofrece una propuesta de gran valor

En el momento de reclutar a las futuras personas trabajadoras es elemental ofrecer una propuesta sumamente valiosa, con el objetivo de que se animen a convertirse en parte de la empresa.

Esto es posible si se describe minuciosamente en qué consiste la oferta de trabajo. Es fundamental abarcar los objetivos a lograr, los detalles de sus funciones, los conocimientos que debe tener el aspirante y demás aspectos fundamentales de su futuro profesional.

Todo ello sin dejar a un lado, claro está, el tema salarial. Es muy importante que las exigencias del puesto estén equiparadas al sueldo recibido, explicándose de forma clara y sincera para que no haya dudas. Plantea posibilidades alternativas de retribuciones flexibles o en especie que muchas veces son más atractivas que el salario fijo: primas, incentivos, seguros, bonos para el comedor, para la guardería, …

Facilita la adaptación

Una vez que hayas seleccionado el personal calificado, el siguiente paso es facilitar su incorporación. Las empresas valiosas son fáciles de identificar por los profesionales desde el primer momento.

Las claves para que los nuevos talentos se sientan a gusto es diseñarles una guía o un proceso de acompañamiento inicial que explique todas sus funciones, así como también integrarlos en todos los espacios.

En lo que respecta a la guía, es necesario desglosar cada uno de los objetivos que debe cumplir el nuevo empleado y el tiempo destinado para ello. En todo caso, es recomendable optar por elegir otra persona que lleve ya trabajando un tiempo y que pueda realizar ese acompañamiento inicial para darle todas las explicaciones necesarias al nuevo integrante de la plantilla.

Flexibilización de horarios 

Este es otro de los aspectos que hará que los profesionales de más talento elijan a tu empresa. Con los avances tecnológicos y las nuevas modalidades de trabajo, asistir todos los días (o todo el día) a la empresa tal vez no sea tan necesario.

Dependerá, claro está, del tipo de puesto en cuestión. Si se trata de uno que debe no exija ser presencial todos los días, puedes ofrecerle la opción al empleado de permanecer menos días o menos horas en la oficina y trabajar desde casa. Para este aspecto resulta muy útil el consenso entre los trabajadores y la empresa.

Claves para atraer talento valioso

Armoniza el ambiente de trabajo 

No hay mejor manera de retener a los profesionales valiosos en tu empresa, que haciéndolos sentir cómodos. Créenos, un sueldo alto no es tan importante como armonizar el ambiente de trabajo.

Que todos los trabajadores se conozcan, compartan y se acompañen entre sí es uno de los valores más increíbles que puede tener una organización, por lo que te recomendamos prestar especial atención a este aspecto.

El respeto, la tolerancia y la confianza son los valores que no pueden faltar en tu empresa. Todos ellos, a su vez, propiciarán el sentido de pertenencia y compromiso que también ayudará a que nuevos talentos quieran entrar y contribuir al bien de la organización.

Anima el desarrollo profesional

Ayudar al constante desarrollo profesional de las personas trabajadoras es algo que pocas empresas hacen con constancia y convencimiento, y por eso debes implementarlo en tu organización como elemento de diferenciación. Muchos trabajadores desean seguir adquiriendo conocimientos y si les ayudas a lograrlo, tendrás personal capacitado asegurado.

Los resultados a corto plazo los verás en tu empresa, pues los empleados podrán aplicar todo lo aprendido en sus puestos de trabajo mejorando su productividad. No obstante, lo más valioso de esta inversión es que podrás contribuir a la formación de mejores profesionales.

Fomenta el liderazgo

Existen diferencias claras entre un líder y un jefe y, sin duda, el liderazgo es mucho más importante en una empresa, sobre todo si quieres mantener profesionales talentosos en ella.

Motivar a cada trabajador a ser mejor es una de las funciones de los líderes, y los resultados serán visibles en el rápido crecimiento de la empresa. Además, todos los empleados se sentirán cómodos con un liderazgo inclusivo y coordinado, basado en unos valores socialmente aceptados y que se inspire en principios de responsabilidad social empresarial.

Beneficios para la empresa

Es evidente que la empresa es la principal beneficiada con la llegada de los y las profesionales talentosos, y es por eso que te mostramos algunas de las ventajas en la organización.

  • Compromiso: convertir a tu organización en una compañía que sea atractiva para personas trabajadoras altamente capacitadas hará que, una vez que sean contratadas, estén comprometidas con sus funciones.
    De esta manera no solo cumplirán con sus objetivos, sino que lo harán con una eficacia increíble.
  • Sentido de pertenencia: es muy sencillo de desarrollar cuando la empresa tiene una identidad marcada. Al adoptar esa cultura, los y las trabajadoras valorarán tanto a la organización como si fuese de su propiedad.
  • Productividad: como resultado de la unión entre el compromiso y el sentido de pertenencia, la empresa logrará una mayor productividad en el menor tiempo posible.
    Se trata, entonces, del resultado de un personal talentoso, motivado y comprometido con tu organización.

Si bien es cierto que atraer talento valioso a tu empresa es un proceso complejo, también es seguro que el camino será más sencillo si cumples con todas las claves que mencionamos en este artículo.

Después de aplicarlas, ¡el crecimiento de la organización atraerá a más profesionales talentosos!